El Locus de Control

El Locus de Control consiste en la forma en que una persona percibe los acontecimientos que ocurren en su vida. Se trata del origen de éstos sucesos, de sus conductas y de su propia manera de comportarse. Puede considerar que dependen de aspectos internos o externos a él.

El concepto surgió a partir de la teoría del aprendizaje social de Julian B. Rotter y Murly en 1965, y posteriormente fue reformado en 1966 por Rotter. Se trata de un rasgo de la personalidad.

Más tarde, el concepto ha sido aún más definido por Delroy L. Paulhus. Según su teoría, el Locus de Control no se trata ya como un rasgo de la personalidad con carácter unidimensional. Para el autor, debe analizarse según tres áreas principales de la vida:

  • Los logros personales
  • Las relaciones interpersonales
  • El mundo socio-político.

Es decir, la persona tendrá una percepción de lo que ocurre en su vida, y creerá que las cosas que le pasan son debidas a sus propias actitudes o son consecuencia de causas externas, según el nivel de satisfacción que tenga con estas tres áreas mencionadas.

La evaluación del Locus de Control, es “una medición de la capacidad de control y autocontrol, hasta qué punto los sujetos logran controlarse ante eventos sociales o de lo contrario cómo son influenciados por estos en su actuar.”

TIPOS de LOCUS DE CONTROL

  • Locus de control interno

La persona percibe que los eventos que ocurren en su vida son principalmente consecuencia de sus propias acciones. Es decir, considera que él mismo controla su vida. Ésta persona valora positivamente el esfuerzo, la habilidad, la superación y la responsabilidad personal. Es un sujeto consecuente y sabe que los resultados que obtenga en su vida personal, laboral y social, son consecuencia directa de sus acciones y su forma de relacionarse con el mundo. Nada ni nadie más tiene algo que ver al respecto. Por ejemplo: “Conseguí el ascenso en mi empresa porque trabajé duro para ello”.

  • Locus de control externo:

El sujeto considera que los episodios que ocurren en su vida son consecuencia del azar, el destino, la suerte, el poder o las decisiones de otras personas. Las cosas que le ocurren no dependen de lo que él hace, sino que no puede controlarlas, ya que su esfuerzo y dedicación no afectarán a sus resultados. Atribuye los méritos o responsabilidades principalmente a otras personas o azares en la vida. Por ejemplo: “No conseguiré ascender nunca en esta empresa porque tengo muy mala suerte, además mi jefe no valora mi trabajo”.

 

Mi Locus de Control, ¿es interno o externo?

Para responder a esta pregunta, Delroy L. Paulhus elaboró una Escala para la la evaluación del locus de control.

El test está basado en 30 preguntas, las cuales deben responderse en una escala del 1 al 7, según se esté en acuerdo o desacuerdo. (Desacuerdo 1,2,3 ; Neutral: 4,5; Acuerdo: 6,7).

  1. Usualmente puedo conseguir lo que me propongo si trabajo duro para ello.
  2. En mis relaciones personales la otra persona suele tener más control que yo.
  3. Tomando parte activa en los asuntos políticos y sociales las personas podemos influir en los acontecimientos mundiales.
  4. Una vez hechos mis planes estoy prácticamente seguro de que los llevaré a cabo.
  5. No tengo problemas en hacer y mantener amistades.
  6. El ciudadano común puede tener influencia en las decisiones del gobierno.
  7. Prefiero los juegos en los que interviene en parte la suerte a los juegos que requieren pura técnica.
  8. No soy bueno dirigiendo el curso de una conversación entre varias personas.
  9. Es difícil para nosotros tener mucho control sobre las cosas que hacen los políticos en sus despachos.
  10. Puedo aprender casi cualquier cosa si concentro mi mente en ello.
  11. Usualmente puedo desarrollar una relación personal con quien encuentro atrayente.
  12. Las malas situaciones económicas se deben a acontecimientos mundiales que están más allá de nuestro control.
  13. Mis mayores logros se deben por completo a mi esfuerzo y habilidad.
  14. Usualmente puedo guiar una conversación hacia temas de los que quiero hablar.
  15. Dedicando los esfuerzos necesarios podremos eliminar la corrupción política.
  16. Usualmente no me fijo objetivos por que me cuesta seguir el camino para alcanzarlos.
  17. Cuando necesito ayuda sobre algo me suele costar encontrar a quien me quiera ayudar.
  18. Una de las principales razones de que exista la guerra es que la gente no toma suficiente interés en la
  19. La mala suerte ha conseguido en algunas ocasiones impedirme alcanzar mis propósitos.política.
  20. Si hay alguien con quien quiero reunirme, usualmente lo consigo hacer.
  21. No hay nada que, como consumidores , podamos hacer para evitar la subida del coste de la vida.
  22. Casi todo es posible para mí si realmente lo deseo.
  23. Me suele costar imponer mi punto de vista sobre el de los demás.
  24. Es imposible tener alguna influencia real sobre lo que hacen las grandes empresas.
  25. Gran parte de lo que ocurre en mi carrera está más allá de mi control.
  26. Al intentar suavizar las diferencias en un desacuerdo, a veces empeoro las cosas.
  27. Prefiero concentrar mis energías en otras cosas antes que en intentar solucionar los problemas del mundo.
  28. No le encuentro sentido a seguir trabajando en algo que es demasiado difícil para mí.
  29. Encuentro fácil jugar un papel importante en muchas situaciones de grupo.
  30. A la larga, los votantes somos responsables del mal gobierno, tanto a nivel nacional como local.

Resultados

  • Control personal: media 51,4 (desviación estándar +/- 8,3)
  • Control interpersonal: media 47,1  (desviación estándar +/- 9,1)
  • Control socio-político: media 36,6  (desviación estándar +/- 8,3)

Una vez obtenidos los resultados en nuestro test, debemos compararlos con la puntuación media del experimento. Si el resultado es similar o superior a las medias, estamos ante un caso de control elevado (o Locus de control interno). Por el contrario, si el resultado es similar o inferior, se trata de un caso de control reducido (o Locus de Control externo).