Profesiones favoritas de los Psicópatas

Según los estudios, los psicópatas representan el 1% de la población, es decir, 1 de cada 100 personas tiene éste trastorno de la personalidad antisocial. Aunque sean una parte pequeña de la sociedad, los psicópatas están integrados entre el resto de los mortales y claro está, tienen que trabajar para pagar sus facturas.

Sin embargo, el psicópata no aspirará solo a eso, a vivir y a pagar la hipoteca. Sus objetivos son mayores. En primer lugar buscarán un empleo donde no les falten las emociones fuertes, tienden al aburrimiento, por lo tanto tendrán que divertirse en su lugar de trabajo. Un requisito importante también será el poder de decisión y el liderazgo. No admitirán que nadie esté dándoles órdenes.

Si una profesión requiere de una atención al público, donde sea importante la empatía y una actitud de ayuda hacia los demás, claramente éste no será su trabajo ideal. Podemos decir que no les interesa la vida de nadie, en el sentido que no es su intención realizar una profesión en la que se ayude al prójimo. Si tienen que relacionarse con otros, ellos tendrán que tener la voz cantante, el otro deberá depender de él y podrá manipularlo si así lo desea.

Bien, después de estas premisas que destacan las características principales de los psicópatas, veamos cuáles son las profesiones donde un psicópata se siente como pez en el agua.



 

Las 10 profesiones que los psicópatas prefieren.

  • Controlador Aéreo

Cientos de vidas en mis manos. La idea parece atractiva. Saber que un simple movimiento puede hacer cambiar el destino de un número elevado de personas es muy divertido para ellos. Posibles situaciones de emergencia que harían desesperar a cualquiera, pueden hacer sentirse feliz a un psicópata. Se requiere de una gran concentración y capacidad de gestión de las emociones para realizar este trabajo. Los psicópatas de emociones andan cortitos, así que para ellos este trabajo es un juego de coser y cantar.

 

  • Abogado

La profesión de abogado es muy atractiva para un psicópata. Aquí lo importante es ganar, de esta forma las emociones fuertes no le faltarán. Y no querrá ganar para así ayudar a su cliente, sino para sentirse satisfecho consigo mismo. Como dice la frase “el fin justifica los medios”, por lo que no tendrán ningún reparo a usar todo tipo de recursos, aunque sean de dudosa moralidad o falta de ética. Su encanto natural y carisma le ayudarán a convencer a cualquier juez o jurado de que la causa que defiende es la justa.

 

  • Cirujano

El poder por sobre la vida de otra persona que se encuentra inconsciente sobre la mesa de operaciones y en donde un movimiento equivocado puede terminar en desastre y disfrute para el psicópata. No estamos hablando de un médico de familia, que tiene que escuchar los problemas de sus pacientes, conocer sus vidas y preocuparse por ellos. El cirujano no mantiene este tipo de relación con sus pacientes, simplemente se dedica a operar.

 

  • Policía

El cuerpo de policía está representado por buenas personas, gente que quiere proteger a la sociedad. Pero no todos son así. La pertenencia al cuerpo da poder y autoridad, deben hacerse respetar. Si el psicópata se encuentra una situación en la que pueda abusar de ese poder, la disfrutará al máximo. Actividades que traen emociones fuertes como detenciones, persecuciones, desahucios o intervenciones en peleas callejeras serán sus favoritas.

  • Político

En la política se ostenta, en mayor o menos medida un puesto de liderazgo. Las personas se guían por sus instrucciones. Si quiere manipular a las masas podrá hacerlo. Para trabajar en la política se requiere de mucho carisma, y de esto los psicópatas andan sobrados. Si tienen que tomar una decisión que afecte de forma negativa a la sociedad (una subida de impuestos, un recorte en educación o sanidad, por ejemplo) lo harán sin remordimiento alguno. Dormirán toda la noche tranquilitos, por su falta de empatía, aunque la sociedad esté sin poder cerrar un ojo.



  • Agente de Bolsa

Como dijo R. Hare “Si no hubiera estudiado a los psicópatas en prisión, lo hubiera hecho en La Bolsa de valores”. Se trata de una profesión que hace subir la adrenalina continuamente. La incertidumbre de no saber si los valores suben, bajan, se mantienen. Las posibilidades de apostar, ganar, perder… son muy atractivas para ellos. Puede ganarse mucho reconocimiento y dinero en este campo, por lo que es una de las profesiones preferidas para esta gente.

  • Vendedor

El poder de persuasión de un psicópata le hará convertirse en el vendedor ideal. Su encanto natural y su facilidad de palabra puede convencer a cualquier de comprar su producto. Da igual si el producto es bueno o malo, útil o inútil, a él no le importa si te sirve o no. Si debe vender hielo en el polo norte, lo conseguirá.

  • Periodista

Una profesión en la que se puede manipular a muchas personas. La información es poder, y si ésta está en sus manos, pueden hacer creer a los demás lo que ellos quieran. Magnificar o quitar importancia a acontecimientos o influir en el pensamiento de las personas le harán sentirse como un verdadero rey.

  • Gerente de una compañía

El gerente de una compañía o CEO toma decisiones, es el líder de una organización. La empresa puede haberla creado él mismo y haberla portado al éxito con sus grandes habilidades de relación y manipulación. Si la empresa no es suya, no habrá tenido problemas para ascender e ir ganando posiciones dentro de ella. Un gran número de personas depende de él. Acatan sus normas, respetan sus elecciones y tratarán de satisfacerle en todas sus peticiones. ¿Qué más se puede pedir?

  • Chef

¿A los psicópatas les gusta cocinar? No es esa la cuestión. No se trata de que sean los magos de los fogones o sus recetas sean las más sabrosas. Tener el control sobre lo que otros comen, tener acceso a variedad de cuchillos, al fuego, a los hornos. Manipular animales, deshuesarlos, retirar entrañas. Saber que la salud de la gente que comerá sus platos está en sus manos, es una idea muy excitante.

 

Si eres psicólogo, trabajador social o maestro, puedes estar tranquilo porque la probabilidad de que uno de tus compañeros sea psicópata es muy baja. Eso de ayudar a los demás, no tiene sentido para ellos.

Si desempeñas una profesión de las que se han nombrado en éste artículo, ¡mantén tus ojos muy abiertos! Podrías tener uno muy cerca…

¿Tienes dudas sobre alguien? Puedes realizar el test de psicopatía para comprobarlo.